miércoles, 18 de marzo de 2015

La profecía de los séthicos (un fragmento interesante de "La Caída al Sol II: En la Profundidad")

Tapa del libro "La Caída al Sol II: En la Profundidad".
Fragmento de poema de mi autoría:

" (...) Aquella había sido la canción inicial,
Por la cual todos los caballeros comenzaban,
A medida que el Sol iba cayéndose
Y el ventilador rotante giraba y flotaba…

Antes de los seis dominios,
Pero después de la fundación del Brillante del Albor
Y después de la conquista áurica,
Ya en época desmembrada…

Éstos mejoraron y se desdoblaron;
Se perfeccionaron de forma boyante
Y se desplegaron de forma tendida.
Pero los nostálgicos, no someterían eternamente…

Un buen día asoleado
En algún feudo, en algún sitio;
Un buen día plomizo
En algún terrón, en algún poblado…

Una luz bajó del edén;
Una estrella fugaz huyó,
Un pájaro falleció.
Un meteorito cayó.

Se trataba de una cosa extraña:
Algo que provenía del cielo.
Los nativos creyeron que eran dioses,
Los seres que brotaron de allí.

Y eran unos viajeros del mercado,
Viajeros que provenían de la cuna de la sensibilidad:
El astro Finca.
Aunque en realidad y de maduro…

Eran más bien del astro Víscera,
Pero sujetos igualmente,
Descendientes de entes físicos;
Y eran universales y apostólicos.

El tiempo de ellos era zafral,
Temporal y periódico,
Pero para nada fortuito:
Un mil y novecientos y noventa y dos.

…Del eón del crucifijo.
Eran paladines que luchaban por la ecuanimidad,
Contra las imposiciones de la veintena secular,
Contra las imprecaciones de la secta inhábil.

Ellos eran marinos,
Ellos eran batidores,
Ellos eran náuticos,
Pero desde la veintena profana…

Quedaron atrapados en un tiempo sin igual,
En un tiempo reaccionario,
En una cosecha rancia,
En un orbe gótico.

Eran ocho prójimos,
Que cayeron en el bajel real primario:
Cinco hombres y tres mujeres.
Cinco estatales y tres vasallos (...)

El Estragador de los inicios dejó de cantar y en aquel momento de aquellos tiempos y lugares tan remotos, el Estragador cayó en un profundo sueño, desde el cual sólo despertará en un futuro muy lejano, cuando retorne del limbo de los ensueños, se estimule por completo y así vuelva a tocar la perenne flauta del estrago. Cuando él vuelva a tocar dicha flauta sagrada, entonces su coro volverá a cantar y el mundo sufrirá el castigo y la venganza del Gran Cerdo Hormiguero, el Vengador y destructor de mundos; aquel que fue encerrado en una piedra de sílice, en lo más profundo de las profundidades, allá bajo el Hades, donde el fuego ya deja de quemar y el hielo es tan duro que se vuelve una gran condensación súper-sólida . Desde allá vendrán los sépticos, similares a cerdos hormigueros, desde lo más profundo y abismal de las profundidades; desde otra franja, desde otro orbe, desde otro cosmos, desde un caos profundo de oscuridad, donde sólo la destrucción logra solidificar un atisbo de razón, en un mar eterno y rotundo de enajenación e insania; desde allá será pues que emergerá la obscurecida pirámide, y por más que unos guerreros la intenten atajar, ellos no lo conseguirán, pero lo relevante será que ellos lograrán rescatar a la ninfa y a su animalito privativo, aquel bichito gris, que será la clave para la armonía sobre el infinito, la insuperable ganzúa, que junto a la cría, podrá agilizar la cifra para inmovilizar a los piramidales. Caerá entonces el gran cosido, al lugar profundo, bien profundo realmente y así será."

Puede leerse aquí: https://www.facebook.com/nicolasjose.gonellaneyra/posts/827779970695941
Libro PRIMERA EDICIÓN, aquí.
Libro SEGUNDA EDICIÓN, aquí.